Suscríbase a nuestro boletín

Profesión: Profesor en América Latina

¿Por qué se perdió el prestigio docente y cómo recuperarlo?


Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

La situación actual de la educación en América Latina y el Caribe (ALC) ofrece muchas razones para celebrar. Desde mediados del siglo XIX, cuando se pusieron en marcha los primeros esfuerzos para alfabetizar a la población latinoamericana, hasta hoy, los avances en la escolarización y en la educación de las nuevas generaciones de niños y jóvenes han sido enormes. A partir de mediados del siglo XX los gobiernos de la región se enfocaron en expandir los años de escolaridad, lo cual ha permitido incorporar cada vez más jóvenes a la enseñanza primaria y secundaria: en la actualidad la mayoría de los países de ALC tiene cobertura universal en la educación primaria, mientras que la cobertura en educación secundaria aumentó más de 13 veces entre 1950 y 2010 (Barro y Lee, 2013). Además, en la última década se han registrado importantes mejoras en la cobertura en el nivel secundario. Solo entre 2006 y 2014, por ejemplo, la tasa de cobertura neta en este nivel aumentó en más de 12 puntos porcentuales en Brasil, Costa Rica y Ecuador. Durante este mismo período otros países de la región, como El Salvador, Honduras, México, Panamá y Perú, tuvieron saltos de 8 puntos porcentuales o más en la cobertura en educación secundaria

Gracias a las políticas redistributivas que se comenzaron a implementar en los últimos 20 años, gran parte de esta expansión educativa se enfocó en los quintiles socioeconómicos menos favorecidos. Durante la última década la incorporación de estos sectores sociales fue proporcionalmente mayor que la de niños y jóvenes provenientes de los quintiles socioeconómicos con altos ingresos que, históricamente, tenían una participación más significativa en la educación secundaria. En promedio, entre 2006 y 2014 la participación en la enseñanza secundaria de los sectores más vulnerables (quintiles socioeconómicos 1 y 2) aumentó en 8 puntos porcentuales, mientras que la de los sectores más ricos (quintiles 4 y 5) creció menos de 1 punto porcentual (gráfico 2). Estos datos sugieren que este progreso ha tendido a promover una mayor equidad educativa en la región, por lo menos en términos de acceso.

El dato negativo es que el aumento de la cobertura educativa no ha estado necesariamente acompañado de mejoras suficientes en el nivel de aprendizajes de los estudiantes. Esto se ve reflejado, por ejemplo, en el bajo desempeño de los estudiantes latinoamericanos en las pruebas del Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA, por sus siglas en inglés) de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), las cuales miden las habilidades y los conocimientos de los estudiantes de 15 años en lectura, matemáticas y ciencias: la región se ubica en el 40% inferior entre todos los países Gráfico 1 Tasa neta de asistencia en secundaria en países de ALC 0 10 20 30 40 50 60 100 Porcentaje 70 80 90 Perú Chile Ecuador Argentina* Panamá Bolivia Uruguay Costa Rica Rep. Dominicana Promedio ALC Brasil Colombia El Salvador Honduras México Venezuela 2006 2014 Fuente: Elaboración propia a partir de datos del Centro de Información para la Mejora de los Aprendizajes (CIMA) de la División de Educación del BID. Notas: Los países están ordenados según su tasa de asistencia neta en secundaria en 2014, de mayor a menor. En el caso de Chile, los datos corresponden al 2013. La tasa neta de asistencia en secundaria se calcula dividiendo el número de estudiantes que asiste a secundaria y tiene la edad oficial para cursar ese nivel educativo por la población del mismo grupo de edad. * Para Argentina la encuesta de hogares se aplicó solo en el área urbana. LA EDUCACIÓN Y LOS DOCENTES EN AMÉRICA LATINA 3 participantes. El porcentaje de estudiantes con bajo desempeño (es decir, aquellos que no logran un nivel de competencias básicas) más que duplica el promedio de la OCDE. Además, dicho porcentaje es incluso mayor que el promedio de los países de ingreso medio bajo, a pesar de que los países de la región son países de ingreso medio alto y alto.

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Categorías




Buscar

La profesión docente no atrae a los mejores candidatos

Aunque hay relámpagos de éxito en esgrima, en los maratones y en ciclismo, además del fútbol.
Todos los deportes están llamados a producir la cultura del liderazgo y de cambio con el esfuerzo. ¿Por qué razón no estamos en los primeros lugares de lo los campeonatos de tenis y pimpón, por ejemplo, o de algunas otras disciplinas en las cuales tenemos capacidades? Somos un país en donde miles corren todos los días y hay cuatro escuelas de ciencias del movimiento y del deporte.
Drogas hasta el cuello. Todo esto ocurre cuando el país está infestado de la mayor ola de contaminación de drogas de todos los tiempos. Sé que las autoridades se esfuerzan, pero la suma del narcotráfico, el alcoholismo y la violencia tiene salidas, mas se necesitan alianzas para valiosas iniciativas, como en Islandia.
Me ilusioné al conocer los avances de escuelas de fútbol, equipos y ligas de béisbol, atletismo y fútbol como Linafa, liga de no aficionados con más de mil equipos en siete provincias.
Y cuando dos entrenadores de fútbol de equipos menores, Limón y Santos de Guápiles, logran éxitos en sus enfrentamientos me siento muy emocionado.
El deporte, además de algunas medallas, forma carácter, hace líderes, ilusiona a padres de familia, y lo más importante: exige metas, aunque no se logren, lo cual crea cambios en los jóvenes. El principio es ponderar la exigencia para que la sociedad no sucumba.

Deje un comentario



Excelente


Responder 2018-09-26 14:18:15